¿Necesito un VPS?

Un VPS o Virtual Private Server es un servidor alojado en una máquina virtual dentro de otro servidor aún más potente, que nos ofrece una serie de características que no puede ofrecernos un hosting web común.

Aparte de poder utilizarlo como servidor web mediante una sencilla instalación (cpanel, plesk, ajenti, vestacp, etc…) podemos usarlo para programar distintas acciones como pueden ser, envió de notificaciones, acceso a él desde aplicaciones, aplicaciones web personalizadas que requieran más microprocesador o transferencia de datos, tenemos un sinfín de posibilidades.

Entre las ventajas destacables frente al hosting compartido un VPS ofrece mejor rendimiento, no limita los recursos de la CPU, si te quedas sin espacio puedes aumentarlo sin necesidad de cambiarlo, hacer tus propias copias de seguridad cuando quieras.

El mayor “problema” de los VPS y de dónde sacan el dinero, es el espacio que te dan. Podemos encontrar VPS con 10gb desde 5€ al mes o menos. El problema viene cuando necesitas más espacio y es aquí donde ya empieza a subir el precio. Si nos vamos a un VPS con 50gb de espacio, por ejemplo, el precio se puede subir perfectamente a los 25 – 35€ al mes.

¿Necesitas un VPS para tu web?

Esta pregunta me la han formulado bastantes clientes a lo largo de mi carrera profesional.

La respuesta es: Si y No, todo depende de qué características tenga tu web o el servicio que se quiera dar.

No sería necesario tener un VPS, por ejemplo, para una web informativa, un foro o incluso una tienda online básica.

Sí sería muy recomendable el uso de VPS, si tenemos una tienda online grande (con servicio de dropshipping) o queremos realizar alguna aplicación web.

También sería recomendable el uso de un VPS cuando se envía muchos correos electrónicos a listas de email, ya que normalmente los hostings compartidos tienen un límite de envíos de email por hora que se pueden mandar.

En resumen, necesitas un VPS cuando tu hosting web se empieza a quedar pequeño.