Seguridad en internet: Contraseñas seguras. Cuando y porqué cambiarlas.

Este año se filtraron 32 millones de contraseñas de Twitter, más de 65 millones de Tumblr, 117 millones de LinkedIn y cientos de cuentas de Spotify entre otras a falta de datos totales.

Nuestros equipos informáticos (ordenador, tablet, móvil) contienen gran cantidad de datos sensibles e importantes.

Como usuario es tu responsabilidad asegurarte de que todas tus contraseñas son lo más difíciles de adivinar posible, así como cambiarlas con regularidad.

La mayoría de veces los sitios en los que te registras te dicen como de segura es tu contraseña o te hacen ponerla de una determinada forma para mayor seguridad.

Pero cuando no es así en estas webs  http://password.social-kaspersky.com/es y https://password.es/comprobador/ puedes comprobar la seguridad de tus contraseñas.

Los cambios de contraseña regulares son una buena idea, en teoría, puesto que aseguran que una persona no pueda adquirir tu contraseña y utilizarla para espiarte durante un período prolongado de tiempo.

Por ejemplo, si alguien adquiere tu contraseña bancaria, podrían espiar tus transacciones o volver a aparecer en varios meses e intentar transferir dinero a tus propias cuentas. Si alguien adquiere tu contraseña de correo electrónico, podrían acceder a tu cuenta y controlar tus comunicaciones.

¿Cuándo cambiar la contraseña?

Cambiar tus contraseñas con regularidad ayudará a evitar que esto suceda. Incluso si alguien adquirió tu contraseña, sólo tendrían unos meses para utilizar tu acceso.

Sin embargo, cambiar demasiado de contraseña tiene desventajas, ya que no tenemos memoria infinita que pueden comprometer la seguridad de nuestro equipo. Como poner contraseñas tan fáciles de recordar como de descifrar, por ejemplo, contraseña1, password2, nombres comunes, letras y números consecutivos, que se nos olvide o tener mil notas donde estén apuntadas las contraseñas.

La periodicidad con la que debes cambiar de contraseña dependerá del uso que des a tu equipo, de si usas varios equipos o sólo uno y de los datos contenga. Personalmente recomendaría cambiarla en los servicios más críticos, al menos 1 vez al año, teniendo en cuenta que la contraseña sea segura y no haya sido filtrada con anterioridad.

Un ejemplo sería si tu ordenador ha sido infectado por virus informáticos, al hacer la limpieza deberías de cambiar las contraseñas. Si realizas muchas descargas, visitas muchas webs con publicidad invasiva tu equipo es susceptible a malware y spyware, por lo que debes comprobar si está infectado.

Gestores de contraseña

Los gestores de contraseñas son pequeños programas que guardan tu contraseña en un fichero encriptado. Para poder acceder a estas contraseñas guardadas en ese fichero tenemos que introducir una contraseña padre, la cual debe ser segura y fácil de recordar. Así solo tendríamos que recordar una única contraseña para poder acceder a las demás. Como todos los sistemas, plantea sus ventajas y sus inconvenientes. Si olvidamos la contraseña padre, habríamos perdido el acceso al resto de contraseñas.

Verificación en 2 pasos

Hoy en día, nos encontramos también con la verificación en 2 pasos para muchos de nuestros servicios. Por ejemplo, si quieres acceder en un equipo nuevo a tu cuenta de Gmail y tienes la verificación en 2 pasos activada y configurada, cuando introduzcas tu contraseña te llegará un mensaje al móvil con un código que debes de introducir para poder entrar. Esto aporta un extra de seguridad. Lamentablemente no todos los servicios tienen disponible esta función y si por ejemplo, perdemos el móvil, esta función servirá de poco.